Memecracia es un término acuñado por la periodista española Delia Rodríguez y hace referencia al momento digital en el que vivimos, donde una idea o historia expresada en un meme puede tener más vigencia y alcance que una noticia en un medio tradicional.

Los memes no son algo nuevo, han estado con nosotros desde antes de que explotara la popularidad de las redes sociales. Han evolucionado para ir más allá de la burla contra una celebridad y se han constituido en un lenguaje por si mismos, posicionándose como una forma válida de comunicación. Los memes ahora forman parte de nuestra cultura.

Sabemos que el meme correcto en el momento preciso puede iniciar una reacción en cadena capaz de colocar una idea en el imaginario popular, y para un político esto puede ser positivo o negativo, todo depende de su personalidad y de la idea que quiera comunicar.

Quienes estuvimos pendientes de los debates durante la pasada campaña electoral vimos, no sólo la velocidad a la que se generaban, sino cómo algunos de ellos aprovechaban perfectamente el momento.

¡Peligro, peligro!

Para darnos una idea, durante los debates de Noticias Repretel (22/03) y Telenoticias (27/03) entre Carlos y Fabricio Alvarado, se generaron 21902 tweets, de los cuales 12404 fueron tweets originales (no retweets). De esos 12404 el 13,22% (2896) incluía algún tipo de archivo multimedia (imagen o clip de vídeo).

Ese 13,22% de los tweets fue responsable de 2798 retweets, lo que representa un 29,12% del total. El restante 86,78% contabilizó 9606 retweets (70,88%). En otras palabras, el contenido multimedia de ese 13,22% ayudó a que éstos tweets se viralizaran con mayor facilidad.

Seguir leyendo