Esteban Mora

Ideas + Análisis + Opinión

Categoría: Redes sociales (página 2 de 6)

Política: enviando señales de “poder”

Entre el 01 y el 25 de diciembre la página de Facebook del candidato por el Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez Desanti, ganó 22970 seguidores. Ganar esa cantidad de seguidores en sólo 25 días no deja de llamar la atención en una campaña presidencial tan pobre como la que hemos tenido a la fecha, y lo hace aún más cuando vemos que el 96,3% llegaron luego del día 21.

Pero no es la primera vez que hemos visto crecimientos extraños en redes sociales en una campaña política local. En 2014, la página del candidato Johnny Araya, también del PLN, mostró un comportamiento parecido entre el 05 y 06 de febrero, luego de la primera ronda.

En aquella ocasión, al cierre de la campaña, la página de Luis Guillermo Solís (PAC) ganaba más seguidores por día que la de Araya, 3342 contra 918 en los seis días previos a la elección. Pero entre el 02 y 03 de febrero el crecimiento de Solís se disparó, llegando a 50832 nuevos seguidores, mientras que Araya sumó apenas 1740. El momentum que traía Solís en la campaña más el resultado de las elecciones se reflejaba en Facebook.

Para muchos políticos cualquier número que se vea contundente en una red social, no importa cuán banal sea, es suficiente para alardear. Araya lo hizo el 30 de enero al cambiar la portada de su página de Facebook anunciando que había alcanzado los 203000 seguidores, al igual que Solís lo hiciera diez días antes anunciando sus 100000.

Seguir leyendo

Política: Carlos, ¡tenemos un problema!

Rebobinemos el casete un poco. Luis Guillermo Solís inició la campaña electoral del 2013 como un desconocido respaldado por un partido que ya se había consolidado como la tercera fuerza política del país a pesar de no haber ganado aún una elección.

Cuando activó sus canales sociales sus rivales Johnny Araya (PLN) y José María Villalta (FA) le tenían una considerable ventaja. El 01 de octubre de 2013, por ejemplo, Solís sumaba 7174 seguidores en su página de Facebook mientras Villalta contabilizaba 42631 y Araya 55575.

Pero si algo nos enseñó la campaña del 2014 es que los medios sociales sirven para ganar una elección, si voluntaria o accidentalmente se dan las condiciones necesarias dentro y fuera de la red. O dicho de otra manera, caemos en un error al estudiar los medios sociales fuera de la coyuntura política. Todo está mezclado.

Entonces, si las redes sociales fueron vitales para el triunfo del PAC en 2014, ¿podemos comparar el arranque de Luis Guillermo Solís con el de Carlos Alvarado cuatro años después? A fin de cuentas, si hay un partido que parece ser más afín con la masa digital es el [neo] PAC.

Seguir leyendo

La peligrosa caja de resonancia de Facebook

Al inicio utilizamos las redes sociales ocasionalmente para estar en contacto con nuestros amigos, pero con los años prácticamente todas las industrias del mundo su sumaron a participar activamente de ellas, de ahí que la misma inercia del mercado nos obliga a utilizarlas cada día más.

Pero conforme éstas fueron ganando relevancia también ha ido creciendo nuestra dependencia de ellas para consumir información, a tal punto que las hemos convertido en el tablero de mando de nuestra conexión con el resto de la civilización.

Ante tal dependencia deberíamos hacernos una pregunta: ¿cabe la posibilidad de que, en vez de mantenernos informados, las redes sociales nos estén mostrando su versión de nuestra realidad?

Facebook, la red social más importante, no organiza la información que muestra en nuestro muro de forma cronológica e imparcial, desde 2010 lo empezó a hacer a través de un algoritmo, originalmente llamado Edgerank, que decide lo que es “de interés o relevante” para nosotros, aunque eso suene increíblemente absurdo.

Algoritmo

Posiblemente nunca llegaremos a saber qué variables toma en cuenta Facebook pero podemos inferir que nuestras interacciones previas con el contenido, las de los amigos con los que más interactuamos, nuestra preferencia histórica hacia cierto tipo de información, el tiempo de lectura y los clics sobre enlaces externos son algunas de las que hacen que éste muestre ciertas publicaciones de páginas o de amigos con más frecuencia que otras.

La forma de probar los efectos de este algoritmo sobre nuestro muro es muy sencilla. Busquemos directamente el nombre de un compañero de colegio que tenemos de amigo y de quien hace rato no tenemos noticias, si descubrimos que ha publicado con frecuencia y no lo hemos visto es porque Facebook determinó que él, o su contenido, no es importante para nosotros y por eso lo relegó. ¿Injusto? Es posible.

Seguir leyendo

« Siguientes entradas Recientes entradas »

© 2019 Esteban Mora

Tema por Anders NorenArriba ↑